Llegada de Nestlé a Veracruz

-La polarización productor y Gobierno.
-¿Un nuevo INMECAFE?

Por: Javier López Ortega.

Tierra Blanca, Ver., Con sonrisas y buenas vibras anunció el Presidente López Obrador la llegada de una planta de Nestlé al Puerto de Veracruz y que generaría miles de empleos directos e indirectos, asimismo que ayudarían a muchos productores del aromático. En gran parte de la sociedad la noticia trascendió para bien y pues no es para menos, por los temas de generación de nuevos empleos y derrama económica por más de 154 millones de dólares al estado. La capacidad de producción sería de 11 mil toneladas de café.

Sin embargo los productores de café arábigo no les pareció muy sano el anuncio, puesto que siempre han luchado contra los precios que el gigante monopolico ha controlado por años, además de acusarlos de dañar al medio ambiente y de prácticas no muy ecológicas. Los empresarios del proyecto Nescafe aseguran instalar la planta en dos años. Y en su boletín de prensa indicó que la nueva instalación contempla utilización de energías limpias, tratamiento y recirculacion del agua del proceso, recuperación del 100% del bagazo de café para producir energía y el uso de energía eléctrica 100% renovable.

Diferentes liderazgos se han pronunciado de manera tajante en contra de la llegada de la planta, incluso piden consulta a los productores. El Gobierno de Cuitláhuac Garcia ha dicho muy poco de la polarización que se estaría generando, puesto no hay certidumbre del mecanismo con que esta poderosa empresa podría generar inversiones sin afectar intereses, incluso de los mismos productores.

Apenas algunos funcionarios han salido a explicar que Nestlé compraría toda la producción pero de café robusta que Veracruz y otros estados como Chiapas y Oaxaca pudieran sembrar. Incluso estaría echando a andar proyectos con los productores interesados como nuevos cultivos. Es decir no se afectaría a los productores de café que se siembra a más de 600 metros de altura. El anuncio de foros para cafeticultores y llegar a buenos acuerdos ya empezó a rondar en las regiones y convendría mucho que se hiciera partícipes a todas las partes y así tener la información de primera mano.

La polémica existirá hasta que también los productores empiecen a obtener apoyos prometidos en campaña por ambos gobernantes. Incluso puedo asegurar que el anuncio fue innecesario en tiempos complicados para el campo veracruzano. Puesto que el tema del café ha sido totalmente abandonado en los últimos 30 años, y peor después del cierre de la paraestatal INMECAFE. Recordemos que muchos productores quedaron en la miseria después de dejar de operar el Instituto, pues también el mismo mal que cerró otras instituciones parecidas, la corrupción, los enterró y los carcomió.

En diciembre pasado el Gobernador de Veracruz junto con el Secretario de Agricultura anunciaron la creación del Instituto Nacional del Café y que se instalará en Xalapa. Muchos podríamos pensar que es el regreso del INMECAFE, pero tal parece que en el Gobierno de la 4ta Transformación le daría otro estilo y no caer en las prácticas del pasado. Incluso muchos analistas llegamos a pensar que esta creación obedecería para amortiguar un poco lo temas de la polarización con los productores y la llegada de Nestlé. O incluso para aplanar el piso para los empresarios de Nestlé, pero tal parece que por fin nuestros amigos cafeticultores tendrían una Institución digna para su atención. ¡Tiempo al tiempo!

You May Also Like