T-MEC

-A 25 años del TLCAN
-¿Aliado de la 4ta Transformación?

Por:  Javier López Ortega.

Tierra Blanca, Ver., En el último día del Gobierno de Peña Nieto se firma un nuevo Tratado comercial  entre los 3 países de América del Norte y que marcarían los tiempos nuevos, sobre todo por el capricho del Presidente Trump, quien en campaña dijo que acabaría con el TLCAN, que llamó tratado tóxico. Pese a eso así lo anunció Peña al nuevo tratado: “ El #TMEC es el primer tratado comercial con elementos para atender el impacto social del comercio internacional:
✓ Facilita la participación de más sectores de la economía;
✓ Amplía la protección de derechos de los trabajadores; y
✓ Fortalece el cuidado del medio ambiente.

El T-MEC como lo bautizó AMLO a través de una consulta en redes sociales vendrá a sustituir el Tratado de Libre Comercio de América del Norte firmado hace 25 años por otros ex-mandatarios de Estados Unidos, Canadá y México. El nuevo acuerdo se supone que debe tener lineamientos mejor que su antecesor, puesto que fueron muchos meses de negociaciones entres los países y sus representantes, inclusive que hubo momentos de tensión y de amenazas de abandonar dicho tratado. Aunque hay que destacar que muchos analistas y expertos  opinan que a quien le fue mejor fue a Donald Trump al incluir sus condiciones en los nuevos acuerdos. Para Mexico se sabe que dejaron cabos sueltos que con el tiempo van a tronar, como los temas de salarios, industria automotriz, maíz amarillo y otros más.

A pesar de que México tiene otros tratados con otros países del mundo, el de mayor importancia es con sus homólogos de América del Norte, no tanto por sus ubicaciones geográficas sino por la cantidad de comercio internacional que realizan. Cuando el Presidente Salinas anunció el TLCAN también se habló de que el país entraría a una etapa de primer mundo. Sin embargo a 25 años que entró en vigor, la mayoría de los mexicanos opinan lo contrario. Muchos analistas y medios también han opinado que el TLCAN no solo trajo basura, sino también enfermedades; los campesinos casi los desaparecen, pues la mayoría de los alimentos ahora son comprados en Estados Unidos y otros países. Las marcas mexicanas fueron sustituidas por marcas extranjeras, como quien dice el comercio mexicano se volvió hasta anglosajón.

Se dice que los grandes beneficiarios de estos años del TLCAN fueron unos cuantos, los que sí saben hacer negocios y lo hacen en otros países. Para el gobierno mexicano era más rentable comprar al exterior los alimentos que producirlo, aunque no fuera de calidad ni tuvieran el control sanitario adecuado. Los negocios con el tratado que hasta Trump llamó tóxico, sólo fue para unos cuantos, a 25 años sabemos que para la gran mayoría no sirvió ni nos llevó al primer mundo.

Con la llegada del gobierno de la 4ta Transformación habría que investigar si el nuevo tratado se considera aliado, puesto que muchas cláusulas y lineamientos fueron sugerencias de un funcionario del entonces equipo de transición. Mexico con Andrés Manuel debe tener cambios profundos, en todos los aspectos, pero sobre todo en la comercialización con otros países. El nuevo tratado debe considerar que el gobierno actual también llega con sus reglas y condiciones. No solo importan los del mandatario norteamericano.

Ejemplo del tema agropecuario, el Gobierno de AMLO propone rescatar el campo, y hasta precios de garantía ofrece para que los campesinos se les haga justicia de tantos años de abandono y peor con el TLCAN. Necesitamos saber si los gringos aceptaron que llegará un momento que ya no se les requiera la porqueriza de maíz amarillo que le comercializa a Mexico. Con todos estos cambios a muchos sectores les tiene que ir muy bien y si el T-MEC es aliado del gobierno será mucho mejor. Tiempo al tiempo!

You May Also Like